EN EL GIMNASIO DE JESÚS CUARESMA: 40 DÍAS PARA PONERNOS EN FORMA

La Iglesia te regala 40 días gratis en “Gimnasio de Jesús”, tienes todas las máquinas a tu disposición. Aprovecha esta oportunidad para cambiar tu imagen tomando como modelo a Jesús, nuestro mejor modelo. La Cuaresma te ofrece la oportunidad de ejercitarte y fortalecerte en tu vida cristiana. Te ofrece los medios para convertirte en un verdadero discípulo de Jesús. Para aprovechar mejor estos 40 días de ejercicio espiritual, debes trazarte un programa personal que ayude a fortalecerte. Antes de comenzar los ejercicios debes hacerte “chequeo” para conocer tus puntos débiles… en esto te ayudará comparar tu vida con la de Jesús, nuestro modelo. Puedes hacerlo tú mismo, te proponemos leer lentamente el capítulo 13 de la primera carta a los Corintios, ahí descubrirá que Jesús cumple a cabalidad las características del amor que ahí se señalan, digamos 100%, después de leer y meditar este hermoso texto de San Pablo evalúate tú en cada una de las características del amor. Luego vienen los ejercicios:

ORACIÓN: 1. Para comenzar reza o canta lentamente una oración al Espíritu Santo para que tu mente y corazón se llenen con el SOPLO FRESCO DEL AMOR DE DIOS. 2. Luego inicia calmadamente los ejercicios de la LECTIO DIVINA. Te recomiendo que leas y medites diariamente los textos de la liturgia de Cuaresma 3. Es recomendable un trote suave por los misterios de la vida de Jesús: sintoniza diariamente en tu MP4 la música del Ave María mientras recorres los pasos del Señor en los Misterios del SANTO ROSARIO. 4. También es recomendable una lenta caminata por el VIA CRUCIS para contemplar y meditar la Pasión del Señor. 5. Es conveniente detenerte algún momento del día para visitar al Señor que te espera en la Eucaristía: puedes realizar una visita al Santísimo o participar en la SANTA MISA. 6. Sumérgete en la piscina de la misericordia, es un ejercicio muy completo, nada lentamente en un buen examen de Conciencia, flota en un acto de contrición y zambúllete en una BUENA CONFESIÓN y su correspondiente penitencia.

SACRIFICIO: 1. Come con moderación evita hacerlo a deshora; 2. Levántate temprano y con rapidez; 3. Apaga el televisor y comparte más en familia o con quienes vives; 4. Privarte del cigarrillo y de las golosinas; 5. Esfuérzate por ser más diligentes en el cumplimiento de los deberes laborales y familiares; 6. Soporta con paciencia las molestias que se presenten. en el trabajo o en la vida. familiar.

CARIDAD 1. Da limosna con generosidad a algún necesitado; 2. Visita a personas enfermas o que están solas; 3. Esfuérzate por ser más amable con todos, especialmente con quienes le cuesta compartir; 4. Reconcíliate con quienes ha tenido problema: 5. En las conversaciones trata de hablar menos y escuchar más; 6. Colabora generosamente en la Campaña “Cuaresma de, Fraternidad”. En el fondo se trata de combatir esa tendencia que es común denominador de todos y que se llama egoísmo. La solución está en salir de uno mismo y poner a Dios como lo más importante en tu vida y al prójimo antes que a ti.

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.